Envíos gratuitos a partir de 49€
logo

Aceites esenciales

Preguntas frecuentes sobre los aceites esenciales

¿Para qué sirven los aceites esenciales?

Los aceites esenciales, el elemento principal de la aromaterapia suele utilizarse como aliado de los tratamientos tradicionales gracias a sus notables propiedades antiinflamatorias, antiinfecciosas (antibacterianas y antivirales) y fungicidas. Algunos casos en los que se emplean son:

-Infecciones dermatológicas: tales como los eczemas, la psoriasis, acné o en procesos de cicatrización. -Desequilibrios del sistema inmunitario: infecciones y enfermedades relacionadas, principalmente, con las vías respiratorias. -Alteraciones en el sistema nervioso: como la depresión, ansiedad, desequilibrios emocionales o taquicardias.

Entre los variados y destacados beneficios de la aromaterapia también se encuentran:

-El alivio del dolor, gracias a sus efectos analgésicos. -Actúa como antihistamínico y potenciador de las defensas. -La reducción del estrés. -Ayuda a contrarrestar la depresión, la ansiedad y el insomnio.

¿Cómo se utilizan los aceites esenciales?

Los aceites esenciales pueden utilizarse de varias maneras:

Inhalación indirecta: el paciente respira un aceite esencial al utilizar un difusor, que extiende el aceite esencial por el aire o al aplicar gotas en un pañuelo o un trozo de papel cerca.

Inhalación directa: el paciente respira un aceite esencial utilizando un inhalador individual que tiene gotas de aceite esencial flotando en agua caliente. Nota: No se recomienda ingerir o tragar aceites esenciales. Tomados por vía oral, los aceites pueden dañar el hígado o los riñones.

Masaje: En los masajes de aromaterapia, se diluyen uno o más aceites esenciales en un aceite portador, como el aceite de oliva, y se aplican masajes en la piel. Los aceites esenciales también se pueden mezclar con sales de baño y lociones o se pueden aplicar en gasas. Nunca debería aplicar aceites esenciales directamente en la piel sin diluirlos. Realice siempre una prueba de alergia antes de probar un nuevo aceite esencial.

¿Cuáles son los mejores aceites esenciales para difusor?

Aceite esencial de Lavanda

El aceite esencial de Lavanda tiene propiedades relajantes y parecería favorecer la concentración mental.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té, también conocido como aceite de melaleuca, es un aceite esencial que proviene de vaporizar las hojas del árbol de té australiano.

Cuando se usa de manera tópica, se cree que el aceite de árbol de té es antibacteriano. El aceite de árbol de té se usa habitualmente para tratar el acné, el pie de atleta, los piojos, los hongos en las uñas y las picaduras de insectos.

Aceite esencial de menta

El aceite esencial de menta es muy beneficioso para el pelo por sus propiedades que favorecen la circulación sanguínea, lo que facilita el crecimiento del pelo. Este mismo elemento, favorece la concentración y la memoria. Además su aroma, ayuda a relajar los músculos y la tensión corporal. Y por supuesto, no podemos olvidar que la menta sirve como descongestionante natural. Así que si tienes alergias o congestión nasal, el aroma del aceite esencial de menta te ayudará.

Descubre más de nuestro amplio catálogo de productos de herbolario, en tu farmacia online de confianza Atida|Mifarma