¿Por qué aplicar protector solar llevando mascarilla?

,
protector solar mascarilla

Ahora que la intensidad del sol es cada vez mayor, es importante no olvidar utilizar protección solar. Pero, ¿hay que aplicar protector solar con las mascarillas de protección? ¡Te lo contamos!

Tras el confinamiento, la producción de melanina de tu cuerpo se ha reducido. Este es uno de los motivos principales por los que no deberías olvidar aplicar un protector solar. Aun así, quizás pienses que, al llevar mascarilla, el impacto del sol sobre la piel de tu rostro será mínimo, pero no es así.

Del mismo modo que la ropa o una sombrilla, la mascarilla no impide el paso de la radiación solar. Por tanto, aunque la lleves, no debes olvidar proteger tu rostro. Debes ponerte protector solar con mascarilla también. Recuerda que tanto el cáncer de piel como las manchas o el fotoenvejecimiento son consecuencia directa de la radiación ultravioleta.

La importancia de la protección solar para la piel del rostro

La piel del rostro es un indicador de tu estado de salud. Asimismo, su aspecto puede tener una gran influencia en tu autoestima debido a que es la parte más visible de todo tu cuerpo. 

Esto es lo que la coloca en la primera línea frente a las agresiones provocadas por agentes externos. Y por ello nos esforzamos más en cuidarla y mantenerla saludable.

Así, utilizar un protector solar a diario se vuelve fundamental para protegerla frente a la radiación ultravioleta tras la exposición solar directa y continuada. Ten en cuenta que la piel del rostro no tiene un gran grosor comparada con la de otras zonas corporales. Esto hace que sea más vulnerable y frágil frente a la radiación solar.

Por eso, en tu rutina de cuidados es importante incluir un factor de protección solar (FPS). Debes hacerlo durante todo el año, pero en los meses veraniegos es imprescindible, y el grado de protección tendrá que ser superior.

¿Qué factor solar es el adecuado?

El FPS, a través de su numeración, indica el tiempo que puedes exponerte al sol antes de que aparezca ese enrojecimiento previo a la quemadura. Por ejemplo, si utilizas un FPS 15, puedes tomar el sol 15 veces más de lo que podrías hacerlo sin aplicar un protector solar.

La inadecuada exposición al sol puede producir:

  • Envejecimiento prematuro de la piel.
  • Quemaduras.
  • Alteraciones del sistema inmunitario.
  • Insolaciones.
  • Afecciones oculares.
  • Cáncer de piel.

La mejor forma de evitar estos problemas es aplicando sobre tu piel un protector solar adecuado a tu tipo de piel. Pese a que es muy importante hacerlo en verano, el resto del año también resulta fundamental. Y, aunque utilices mascarilla, también has de aplicarte un protector solar adecuado a tu tipo de piel y al tiempo de exposición.

¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar un protector solar?

Ten presentes las siguientes consideraciones antes de escoger tu protector solar:

  1. FPS. Hace referencia al bloqueo de las radiaciones UVB, las que producen quemaduras. Te conviene optar por uno de amplio espectro que también te proteja de las UVA, responsables del fotoenvejecimiento.
  2. Tiempo. En función de tu fototipo de piel y del índice UV, podrás tener una mayor o menor exposición solar sin quemarte.
  3. Edad. Los niños o las personas mayores tienen una piel más delicada y sensible. Por tanto, es conveniente comprar una crema solar adecuada a su edad.
  4. Uso. ¿Necesitas un protector solar para ir a la nieve o a la playa , o una crema solar para viajes o para dar un paseo o ir a la oficina? En función de tu actividad, encontrarás una crema solar específica, diseñada para ese fin.

Tipos de piel y FPS adecuado

  • Tipo 1. Se conoce así a las pieles muy claras, que son las que más se queman. Suelen tenerlas los pelirrojos con pecas y las personas con ojos azules, por ejemplo. Quienes tienen este fototipo deben utilizar un FPS 50.
  • Tipo 2. Son pieles claras que se queman con bastante frecuencia, como la que aquellos con cabellos pelirrojos o rubios y pecas. Lo recomendable es que utilicen al menos un FPS 30.
  • Tipo 3. En este caso, hablamos de pieles blancas que se queman con cierta moderación y se pigmentan. Como mínimo, deberían utilizar un FPS 15.
  • Tipo 4. Se incluyen en este fototipo las pieles blancas o ligeramente oscuras que apenas se queman y se suelen pigmentar con facilidad y rapidez. Suelen ser personas de ojos y cabellos castaños o negros. Pueden utilizar FPS entre 10 y 30.
  • Tipo 5. Se conoce así a las pieles oscuras que rara vez se queman y que se broncean con mucha intensidad y rapidez. La protección que precisan es moderada o mínima. FPS entre 6 y 10.
  • Tipo 6. Son las pieles negras. Estas no se suelen quemar y se broncean de forma inmediata. Tan solo precisan un FPS entre 4 y 6.

Lo importante es que, independientemente del FPS facial o corporal que utilices, lo hagas al menos 30 minutos antes de la exposición. Asimismo, si al cabo de dos horas sigues expuesto, debes reaplicar.

Protectores solares ideales si usas mascarilla

Para que no tengas excusas, aquí te dejamos una selección de protectores solares muy efectivos cuando utilices mascarillas FFP3 o FFP2:

Protector solar Isdin con sensación de frescor

La fórmula mejorada del fotoprotector Fusion Water SPF50+ es acuosa e hidratante. Su formulación facilita una absorción inmediata que no deja ningún tipo de residuos en tu piel. Este protector puedes utilizarlo a diario para proteger tu rostro, ya que te proporcionará una sensación de frescura y un acabado sedoso. Además, es resistente al agua y no irrita tus ojos. Es considerado un cosmético Sea Friendly porque el 80 % de sus ingredientes son inorgánicos, biodegradables y está libre de aceites.

Este protector solar facial de Isdin garantiza una alta protección frente a la radiación UV. Además, como está desarrollado con la fórmula Wet Skin, se puede aplicar sobre piel mojada. Asimismo, contiene ingredientes activos como el ácido hialurónico y antioxidantes como la vitamina E.

protector solar mascarilla

Comprar

Protección solar para pieles sensibles y reactivas

Bioderma Photoderm AR ha diseñado una crema solar de alta protección y resistente al agua para las pieles sensibles y que padecen rosácea y cuperosis. Además, ofrece una protección antienrojecimiento elevada frente a los efectos nocivos de la radiación UVA y UVB. 

Por otro lado, protege del daño celular y el envejecimiento cutáneo prematuro. Este protector también unifica el rostro debido al color que aporta. No es comedogénico, es resistente al agua y no lleva perfume.

protector solar mascarilla

Comprar

Protección solar para prevenir la hiperpigmentación

Eucerín ha diseñado un factor de alta protección solar para el rostro: Eucerin Fluido Facial Pigment Control SPF50+. Este protector facial puedes utilizarlo a diario, incluso en pieles sensibles. No contiene fragancias ni perfumes. Su textura es ligera y muy agradable. Protege no solo frente a la radiación UVB y UVA, sino también frente a la luz azul.

Además, la formulación también estimula el mecanismo de reparación del ADN de la piel.

protector solar mascarilla

Comprar

Protección solar para pieles grasas o mixtas

El Gel de Bella Aurora con SPF50 es ideal para pieles con tendencia grasa. Tiene una textura fluida y ligera, oil free y sin siliconas. Este protector solar de Bella Aurora garantiza una protección máxima frente a los radicales libres y la exposición solar (UVA y UVB). Está indicado para reducir las manchas cutáneas existentes y evitar la aparición de nuevas.

protector solar mascarilla

Comprar

En definitiva, las mascarillas no son una pantalla que bloquee la radiación solar. Por ello, necesitas aplicar un protector solar llevando mascarilla. ¿Cuáles son tus favoritos? Te leemos en los comentarios.

Reme Navarro Escrivá

Licenciada en Farmacia y en Nutrición y Dietética. Nº colegiado: 903 Co-fundadora de Mifarma y directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa Experiencia laboral

La actual directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa heredó de sus padres la pasión por el mundo de la farmacia, al que se ha dedicado en cuerpo y alma desde sus inicios laborales. Desde el año 2007, pudo poner en práctica todo lo aprendido y ayudar a multitud de pacientes en la farmacia de su padre, situada en Albacete. No obstante, fue a partir de 2010 cunado decidió ir más allá: junto con su pareja, y con la experiencia de sus padres, fundó Mifarma, la parafarmacia online más importante de España. Como co-fundadora y CEO de la compañía, Mifarma alcanzó cotas que, en sus inicios, resultaban inimaginables. Este enorme éxito provocó en 2020 la compra de Mifarma por parte del grupo Atida, un conglomerado de empresas farmacéuticas a nivel internacional. Desde entonces, Reme Navarro ha ejercido como directora de estrategia de negocio de Atida en el sur de Europa, así como imagen reconocible y portavoz de la compañía en esta zona geográfica. con ello, ha puesto al servicio del grupo toda su experiencia en farmacia, así como en otras áreas, como la atención personalizada, la logística, la experiencia de usuario o el marketing. Además, sus conocimientos, experiencia y carisma la han impulsado hasta convertirse en España en una reconocida influencer dentro del sector de la farmacia y la dermocosmética.

Formación

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia, la co-fundadora de Mifarma es miembro del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete (colegiado Nº 903). También cursó la Licenciatura en Nutrición y Dietética por la Universidad de Valencia, donde también, posteriormente, obtuvo el Máster en Atención Farmacéutica Personalizada. Además, tiene conocimientos en Capacitación Pedagógica, y ha sido formadora, durante los años 2009 y 2010, de farmacéuticos y otros técnicos sanitarios.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.