Caries dentales

caries qué son tipos

Las caries se encuentran entre los problemas relacionados con la salud más comunes de los últimos años y suelen empezar a aparecer a edades tempranas. Aunque afectan tanto a niños como a mayores, se dan sobre todo en niños y adolescentes debido a la ausencia de un hábito de limpieza y cuidado de la boca.

Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre las caries y cómo prevenirlas. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la caries?

Las caries son zonas dañadas en la superficie de las piezas dentales que se convierten en orificios o aberturas. Se producen como consecuencia de una combinación de diferentes factores:

  • Proliferación de bacterias en la cavidad bucal.
  • Ingesta frecuente de tentempiés.
  • Consumo de bebidas azucaradas.
  • Deficiente limpieza dental.

Si no se tratan, pueden extenderse y afectar a las capas más profundas de las piezas dentales. Además, pueden provocar un intenso dolor, infecciones y hasta la pérdida de los dientes.

Su aparición se produce cuando no eliminamos correctamente los restos de carbohidratos de entre los dientes durante el cepillado. De este modo, se generan sustancias ácidas que corroen el esmalte y provocan esos orificios en la superficie. Si no se tratan a tiempo, estos se harán cada vez más grandes y pueden llegar a destruir la pieza por completo.

Por ello, es importante visitar con frecuencia al odontólogo y llevar una salud bucal correcta para evitar las caries en las muelas.

Causas

Las caries no aparecen de la noche a la mañana, sino que es un proceso que lleva su tiempo. Pero, ¿cómo se forman? Veamos las 3 fases:

  • Formación de placa bacteriana. La placa es una película pegajosa y transparente que recubre los dientes. Se produce al comer almidones, azúcares y no tener una buena higiene dental. Si permanece en los dientes durante mucho tiempo, se endurece bajo la línea de la encía o sobre ella y se transforma en sarro. Esto dificulta la eliminación de la placa y protege a las bacterias. Por tanto, la superficie de la pieza dental se verá afectada y también atacará a la dentina. En este punto, la caries se manifestará en forma de un ligero dolor.
  • Ataques de placa. Los ácidos de la placa eliminan los minerales del esmalte y esta erosión provoca diminutos orificios en él. Esta es la primera etapa de las caries. Una vez que el esmalte se ha desgastado, el ácido y las bacterias alcanzan la dentina. Es una capa mucho más blanda y su resistencia al ácido es menor. Además, está conectada con el nervio del diente por unos pequeños tubos que es por donde se aprecia la sensibilidad y el dolor.
  • Sigue la destrucción. Al generarse caries dentales, tanto el ácido como las bacterias continúan su extensión. Alcanzan la pulpa (material interior del diente), que es donde se encuentran los vasos sanguíneos y los nervios. Esta se inflama e irrita por la presencia de los citados microorganismos. El dolor aparece porque el nervio se oprime, ya que no hay espacio suficiente para que se expanda la inflamación en el interior del diente. De hecho, la molestia se puede extender hacia el hueso, es decir, fuera de la propia raíz de la pieza dental.

Tipos de caries

No es habitual diferenciar los tipos de caries. Sin embargo, las podemos clasificar de la siguiente manera:

Caries de corona

Es el tipo de caries más común, especialmente en la población infantil. Se presenta en la superficie masticatoria de los dientes, es decir, en la parte superior de la corona. Podemos apreciarla con facilidad, pues solo tendremos que observar si existe decoloración de la pieza tras el daño sufrido por el esmalte.

Caries de fisura

Aparece en las superficies de masticación de las muelas posteriores generando un surco. Este tipo de caries es usual en niños y adolescentes y se da en los primeros molares.

La solución es bastante sencilla. Se aplica una técnica de sellado con la que se crea una barrera para aislar estos recovecos de las piezas dentales. De esta manera, se impide la acumulación de restos orgánicos y bacterias al mantener la zona aislada del resto de la cavidad bucal.

No obstante, el mejor tratamiento es siempre una buena prevención. Para ello, se debe realizar una buena limpieza bucal y usar un cepillo y pasta de dientes adecuados. También se vuelve muy importante la constancia, pues de lo contrario el deterioro se puede agravar con cierta rapidez.

Caries radicular

La retracción de las encías es algo que puede suceder debido a las enfermedades periodontales, un cepillado agresivo y el paso del tiempo. Por eso, se dan en personas adultas.

Lo que sucede con este tipo de caries es que la raíz del diente queda expuesta y eso facilita que la placa bacteriana la ataque. Además, esta es una de las causas principales de pérdidas de dientes.

Caries interdental

Es, quizás, una de las más complicadas de detectar. De hecho, solo un profesional puede hacerlo. Es la que se produce entre los dientes debido a que el acceso para el cepillado es complejo.

Por este motivo, es muy sencillo que se acumule placa bacteriana, se forme sarro y se desarrolle esta enfermedad. Para prevenirla, conviene utilizar hilo dental y un colutorio con flúor.

Caries recurrentes

Son una especie de caries secundarias, pues afectan a áreas en las que se ha producido una obturación o se ha colocado una corona.

En estas zonas se tiende a acumular placa bacteriana y es posible que se genere una nueva caries o que reaparezca la anterior.

Síntomas de la caries

Los síntomas y signos de las caries dependen de su ubicación y tamaño. De hecho, al comienzo de la formación es posible que no tengas ningún síntoma. Pero conforme aumenta su tamaño puedes identificar:

  • Sensibilidad dental.
  • Dolor repentino o dolor de muelas.
  • Agujeros visibles en los dientes.
  • Dolor agudo o leve al comer o beber algo dulce, caliente o frío.
  • Manchas blancas, marrones o negras en cualquier superficie de un diente.
  • Dolor al morder.

¿En qué momento hay que acudir a un dentista? Lo normal es que no seas consciente de que una caries se está abriendo paso en tu boca. Por este motivo, lo adecuado es realizar de forma anual controles y limpiezas regulares profesionales, una o dos veces al año.

No obstante, si sientes dolor en la boca o en una pieza dental, nuestra recomendación es que pidas una cita con tu odontólogo de confianza.

¿Cómo prevenir la caries?

Para prevenir la caries y el deterioro dental, puedes tomar ciertas medidas:

  • Cuidar la alimentación. Debes evitar las bebidas y comidas azucaradas, cítricos, alimentos procesados y bebidas alcohólicas. Pon también especial atención en consumir frutas y verduras (en especial de hoja verde), granos integrales, agua, alimentos ricos en calcio y proteínas (carnes, pescados, huevos, legumbres, semillas y frutos secos).
  • Cepíllate de manera regular con una pasta dentífrica con flúor, que frena la corrosión del esmalte y favorece la remineralización. El nuevo esmalte que se forme será más duro y con mayor resistencia al ácido. Hazlo, al menos, dos veces al día.
  • Utiliza a diario hilo dental para eliminar los restos de comida entre los dientes donde los cepillos no llegan. Además, si lo deseas, también puedes usar un irrigador.
  • Realiza revisiones periódicas con un odontólogo.

Como ves, es muy sencillo favorecer la salud de las encías y de las piezas dentales.

Tratamiento para la caries

El tratamiento para la caries dependerá del estadio en el que se encuentre. A mayor profundidad, más específico debe ser el tratamiento. De ahí que la prevención juegue un papel muy importante.

  • Si es una caries en fase inicial, el odontólogo ejecutará un empaste. Para ello, eliminará el tejido afectado y colocará el empaste en ese espacio.
  • Si ya ha alcanzado la pulpa dental, será necesario hacer una endodoncia y eso precisa retirar el nervio.
  • En los casos más avanzados, la pieza se puede destruir por completo o la infección estar tan diseminada que no se puede salvar el diente. En esta situación será necesario efectuar una extracción y reponer la pieza perdida.

Caries en niños

La caries dental no es una preocupación baladí de los padres, pues el 42 % de los niños entre 2 y 11 años la desarrollan. De hecho, casi el 30 % de los niños entre 2 y 5 desarrollan, al menos, una.

Comienzan cuando las bacterias de la boca corroen los dientes primarios y se producen por una insuficiente higiene y cuidado bucal. Por otro lado, estudios de odontología pediátrica indica que una causa habitual es que los niños se vayan a la cama tomando biberón. A esto se le denomina caries del biberón, y aparece porque la comida crea durante la noche un excelente caldo de cultivo para las bacterias.

Por tanto, una forma de prevenirlas es evitar que se duerman comiendo. Pero también debes asegurarte de lavarles los dientes y evitar los alimentos azucarados.

Atida | Mifarma es el destino para tu bienestar y el de toda tu familia. Ponemos al alcance de un solo clic los mejores productos y recomendaciones para cuidar tu higiene bucodental y esquivar las caries. Para más información, sigue nuestras redes sociales.

Reme Navarro Escrivá

Licenciada en Farmacia y en Nutrición y Dietética. Nº colegiado: 903 Co-fundadora de Mifarma y directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa Experiencia laboral

La actual directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa heredó de sus padres la pasión por el mundo de la farmacia, al que se ha dedicado en cuerpo y alma desde sus inicios laborales. Desde el año 2007, pudo poner en práctica todo lo aprendido y ayudar a multitud de pacientes en la farmacia de su padre, situada en Albacete. No obstante, fue a partir de 2010 cunado decidió ir más allá: junto con su pareja, y con la experiencia de sus padres, fundó Mifarma, la parafarmacia online más importante de España. Como co-fundadora y CEO de la compañía, Mifarma alcanzó cotas que, en sus inicios, resultaban inimaginables. Este enorme éxito provocó en 2020 la compra de Mifarma por parte del grupo Atida, un conglomerado de empresas farmacéuticas a nivel internacional. Desde entonces, Reme Navarro ha ejercido como directora de estrategia de negocio de Atida en el sur de Europa, así como imagen reconocible y portavoz de la compañía en esta zona geográfica. con ello, ha puesto al servicio del grupo toda su experiencia en farmacia, así como en otras áreas, como la atención personalizada, la logística, la experiencia de usuario o el marketing. Además, sus conocimientos, experiencia y carisma la han impulsado hasta convertirse en España en una reconocida influencer dentro del sector de la farmacia y la dermocosmética.

Formación

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia, la co-fundadora de Mifarma es miembro del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete (colegiado Nº 903). También cursó la Licenciatura en Nutrición y Dietética por la Universidad de Valencia, donde también, posteriormente, obtuvo el Máster en Atención Farmacéutica Personalizada. Además, tiene conocimientos en Capacitación Pedagógica, y ha sido formadora, durante los años 2009 y 2010, de farmacéuticos y otros técnicos sanitarios.