Todo lo que necesitas saber de la dieta keto o cetogénica

, ,
dieta cetogénica qué es qué alimentos se comen

La dieta cetogénica y los alimentos que se pueden comer en ella traen de cabeza a más de una persona que quiere llevarla a cabo. Si es tu caso, lo primero que debes saber es que este plan de alimentación cetogénica es rico en grasas y bajo en carbohidratos. A priori, puedes darte cuenta de que comparte similitudes con otras dietas en las que se reduce la presencia de hidratos de carbono.

¿Quieres saber por qué es una dieta muy popular para adelgazar? ¡Te lo contamos!

¿Qué es la dieta cetogénica o keto?

Ketogenic diet es el término original para denominar este modelo de alimentación. ¿En qué consiste la dieta cetogénica? Esta dieta tiene el objetivo principal de crear cuerpos cetónicos, los cuales son compuestos metabólicos que se generan en el hígado como consecuencia de una falta de reservas energéticas.

Durante esta dieta se reduce de manera considerable y drástica el consumo de hidratos de carbono, que se sustituyen por grasas. Esto es lo que ayuda al organismo a alcanzar ese estado metabólico de cetosis. Al alcanzarlo, el organismo se queda sin reservas de energía y ha de recurrir a las grasas como combustible.

La consecuencia es que se produce una transición en el metabolismo en la que se sustituyen los hidratos de carbono por grasas y cetonas. Del mismo modo, se reducen el azúcar en sangre y los niveles de insulina.

¿Cómo funciona este tipo de alimentación?

Para poder comprender cuál es la relación entre la dieta cetogénica y los alimentos permitidos, es esencial saber cómo funciona el organismo. El cuerpo obtiene la glucosa a partir de los carbohidratos simples (fruta, leche o azúcar) y complejos (legumbres, pastas, harinas o cereales).

La glucosa es la fuente principal de energía del organismo, sobre todo para el corazón y el cerebro. Circula por la sangre y se almacena en forma de glucógeno en los músculos y el hígado. Por este motivo, mientras exista glucosa o, en su defecto, glucógeno, el organismo no utilizará sus reservas de grasa como fuente de energía.

Por otro lado, en la alimentación cetogénica se reduce el consumo de carbohidratos en favor de un aumento de grasas saludables y proteínas. ¿Cuál es el porcentaje adecuado para cada uno?

  • Grasas. Se deben consumir entre el 50 y el 60 %.
  • Proteínas. Entre un 20 y un 30 %.
  • Hidratos de carbono. Un 10 % o menos.

¿Qué alimentos se toman en la dieta cetogénica?

Los alimentos recomendados en una dieta cetogénica tienen que aportar proteínas y grasas. Por ello, debes apostar por los siguientes.

  • Carnes. Pavo, pollo, chuletas, salchichas, jamón y carnes rojas están permitidos en esta dieta.
  • Pescados. Especialmente los grasos, como el atún, la caballa, las truchas o el salmón.
  • Quesos. Se recomienda consumir aquellos que no están procesados, por ejemplo, la mozzarella, el queso cremoso, el azul, el de cabra y el cheddar.
  • Huevos. Los huevos pasteurizados y ricos en omega 3 deben ser los escogidos para esta dieta.
  • Aceites. No vale cualquier tipo de aceite, debes consumir los más saludables. Entre ellos destacan el de oliva virgen extra, el de aguacate y el de coco.
  • Semillas y frutos secos. Nueces, almendras, semillas de lino, chía o calabaza serán tus grandes aliadas.
  • Vegetales bajos en hidratos de carbono. Pimientos, cebollas, verduras y tomates. Aunque sean fruta, puedes consumirlos sin problema.
  • Condimentos. En el mercado encontrarás una gran variedad de especias saludables y hierbas con las que sazonar tus comidas. Además, cuentas con aliados de siempre, como la sal o los diferentes tipos de pimienta.
  • Aguacate. Puedes consumirlos enteros o en forma de guacamole casero y natural.
  • Productos keto. En las superficies comerciales hoy en día puedes encontrar productos específicos para este tipo de dieta, como barritas, snacks, batidos…

¿Qué alimentos se deben evitar en la dieta cetogénica?

Una dieta keto ha de esquivar los alimentos ricos en carbohidratos. Por ello, debes eliminar o reducir el consumo de:

  • Frutas. Casi ninguna de ellas está permitida. Las únicas excepciones son pequeñas porciones de frutos del bosque como, por ejemplo, las fresas;
  • Salsas y condimentos. Hay que evitar los que contienen grasas saturadas y azúcares;
  • Grasas saturadas. Debe limitarse la ingesta de mayonesa y aceites refinados;
  • Comidas azucaradas. Zumos de frutas, refrescos, dulces, helados y batidos es preferible evitarlos;
  • Féculas o cereales. No es recomendable consumir cereales;
  • Productos dietéticos. Suelen ser ricos en alcoholes y eso afecta al nivel de cetonas. Además, tienden a ser alimentos procesados. Los alimentos procesados y ricos en hidratos de carbono hay que esquivarlos;
    Legumbres. Garbanzos, guisantes, lentejas y alubias rojas;
  • Tubérculos y hortalizas de raíz. Zanahorias, batatas y patatas;
  • Alcohol. Debido a su alto contenido en hidratos de carbono, es mejor evitar tomar alcohol durante este tipo de dieta.

Tabla resumen de alimentos permitidos y desaconsejados

Antes de consumir cualquier tipo de alimento, deberías leer el etiquetado nutricional. Con este sencillo gesto podrás verificar el contenido en hidratos de carbono y su proporción. Es una manera de poder llevar a cabo una dieta cetogénica sin sobrepasar los límites establecidos para que su efecto sea el deseado.

Alimentos a evitar | Alimentos recomendados.

Arroz, avena, pasta y otros cereales | Pescados grasos, carnes y huevos.

Legumbres, soja, guisantes y frijoles | Embutidos.

Pan, tostadas | Aceite de oliva, mantequilla.

Plátano, patatas | Mantequilla de cacahuete, avellanas, cacahuetes y nueces de Brasil.

Galletas, bizcochos, siropes, caramelos, pasteles, chocolates, azúcares y alimentos procesados | Quesos y otros derivados lácteos, verduras, semillas, coco, aguacate y cerezas.

Pizza, lasaña y leche de vaca | Aceitunas, mayonesa y mostaza.

En resumen, para que la dieta cetogénica sea efectiva, debes evitar las comidas ricas en hidratos de carbono como los azúcares, los cereales y las legumbres. También las patatas, el arroz, los dulces, los zumos y la mayoría de las frutas.

Por otro lado, desde Atida | Mifarma te recordamos que la dieta cetogénica está desaconsejada para mayores de 65 años, adolescentes y niños, igual que para mujeres en periodo de lactancia y embarazadas.

Tampoco es ideal que la realicen personas en riesgo de cetoacidosis, con caquexia, una insuficiencia renal o hepática o con problemas cardiovasculares. Del mismo modo, no está recomendada para quienes tienen piedras en la vesícula, carecen de este pequeño órgano o tienen la diabetes descontrolada.

¿Qué es la dieta cetogénica cíclica?

Existen 4 tipos de dietas cetogénicas: estándar, cíclica, adaptada y rica en proteína. La segunda, es decir, la dieta cetogénica cíclica, es una opción más llevadera que la estándar. Algunas personas apuestan por este tipo de dietas para perder peso y volumen de cara al verano. No obstante, hay personas a quienes no les convence debido a la ingesta masiva de grasas porque consideran que eso no les ayudará a perder peso.

La dieta cetogénica cíclica es una opción a considerar debido a su flexibilidad para llevarla a cabo. A grandes rasgos, podemos decirte que debes evitar ingerir carbohidratos todos los días excepto uno o dos. El resto de días debes comer alimentos ricos en grasas.

Diferencias entre la dieta cetogénica y la dieta cetogénica cíclica

La mayor diferencia entre ambas es que la cíclica es mucho más permisiva. En la dieta cetogénica hay que evitar consumir alimentos ricos en carbohidratos. Esto, a largo plazo, puede ser complicado. Sobre todo porque hay que dejar de comer pan, maíz, pasta, cereales, legumbres…

En cambio, la dieta cetogénica cíclica te permite comerlos ciertos días, por lo que será mucho más llevadera. Durante este periodo puedes restringir 5 días el consumo de hidratos de carbono y comerlos otros 2. De este modo, tu cuerpo dejará de estar en cetosis esos días.

Debes saber que, para que el cuerpo entre en cetosis, la ingesta de carbohidratos no debe ser superior a 40 o 50 miligramos. No obstante, este dato puede variar en cada persona. En las más sedentarias puede ser inferior y en las muy activas y deportistas, superior.

Complemento para la dieta cetogénica

¿Has oído hablar alguna vez de las propiedades de la centella asiática? Esta planta adaptógena se utiliza en la medicina africana y oriental por sus capacidades para aliviar la ansiedad, relajarse y favorecer la longevidad.

Por todo ello, conocer para lo que sirve la centella asiática, los beneficios de la centella asiática y sus propiedades es muy interesante. Puede mejorar las funciones cognitivas debido a su capacidad para tratar el sistema circulatorio; potencia la memoria y la capacidad de concentración.

Del mismo modo, favorece la cicatrización de la piel, restaura las mucosas bucales y es un buen tonificante circulatorio. Eladiet Fitotablet Centella Asiática es un complemento alimenticio que te ayudará a mejorar tu aspecto físico en tu proceso de remodelación corporal. ¿Por qué? Porque contribuye a eliminar la piel de naranja. Ahora que ya sabes lo que es la centella asiática, puedes combinarla con la dieta cetogénica para verte aún mejor.

Atida | Mifarma es el destino preferido por muchas personas para alcanzar su bienestar. Conocer la dieta cetogénica y los alimentos que puedes consumir es un primer paso para conseguir bajar esos kilos que te sobran y mejorar tu salud. No obstante, te recomendamos que, si la realizas, te pongas en manos de un profesional para evitar los riesgos asociados a este tipo de alimentación. Consulta con tu médico o farmacéutico un cambio de alimentación tan drástico como este.

Reme Navarro Escrivá

Licenciada en Farmacia y en Nutrición y Dietética. Nº colegiado: 903 Co-fundadora de Mifarma y directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa Experiencia laboral

La actual directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa heredó de sus padres la pasión por el mundo de la farmacia, al que se ha dedicado en cuerpo y alma desde sus inicios laborales. Desde el año 2007, pudo poner en práctica todo lo aprendido y ayudar a multitud de pacientes en la farmacia de su padre, situada en Albacete. No obstante, fue a partir de 2010 cunado decidió ir más allá: junto con su pareja, y con la experiencia de sus padres, fundó Mifarma, la parafarmacia online más importante de España. Como co-fundadora y CEO de la compañía, Mifarma alcanzó cotas que, en sus inicios, resultaban inimaginables. Este enorme éxito provocó en 2020 la compra de Mifarma por parte del grupo Atida, un conglomerado de empresas farmacéuticas a nivel internacional. Desde entonces, Reme Navarro ha ejercido como directora de estrategia de negocio de Atida en el sur de Europa, así como imagen reconocible y portavoz de la compañía en esta zona geográfica. con ello, ha puesto al servicio del grupo toda su experiencia en farmacia, así como en otras áreas, como la atención personalizada, la logística, la experiencia de usuario o el marketing. Además, sus conocimientos, experiencia y carisma la han impulsado hasta convertirse en España en una reconocida influencer dentro del sector de la farmacia y la dermocosmética.

Formación

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia, la co-fundadora de Mifarma es miembro del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete (colegiado Nº 903). También cursó la Licenciatura en Nutrición y Dietética por la Universidad de Valencia, donde también, posteriormente, obtuvo el Máster en Atención Farmacéutica Personalizada. Además, tiene conocimientos en Capacitación Pedagógica, y ha sido formadora, durante los años 2009 y 2010, de farmacéuticos y otros técnicos sanitarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.