¿Cómo prevenir el fotoenvejecimiento de la piel?

, ,
Fotoenvejecimiento qué es cómo prevenir

¿Sabes que el fotoenvejecimiento o envejecimiento prematuro de la piel es responsable de que algunas personas aparenten más edad de la que tienen?

Los rayos del sol son una excelente fuente de energía que nos proporciona vitamina D y nos ayuda a equilibrar el organismo. Además, tomar el sol nos relaja y nos aporta numerosos beneficios para la salud. No obstante, y a pesar de todas sus ventajas, debemos ser conscientes de que puede afectar a la salud de la piel. Sin duda, una de sus consecuencias más importantes es la aparición de manchas y arrugas.

¡No te pierdas este artículo y descubre cómo prevenir el fotoenvejecimiento de la piel!

¿Qué es el fotoenvejecimiento?

La radiación UV hace que tengamos un bonito color bronceado, pero también que la piel envejezca más rápidamente si no usamos protección solar. El rostro, las manos y el escote son las zonas más expuestas al fotoenvejecimiento y sufren de manera especial sus consecuencias, sobre todo las relacionadas con la degradación de colágeno.

La radiación produce cambios en el colágeno, la elastina y los proteoglicanos de la dermis. Debido a ello, la piel pierde firmeza y aparecen arrugas y líneas de expresión. Por otro lado, también es habitual que surjan otros problemas como, por ejemplo, las pigmentaciones y el engrosamiento de la piel.

¿Cuáles son las fases del fotoenvejecimiento de la piel?

Podemos clasificarlas en cuatro:

  • I o leve. Se produce entre los 28 y los 35 años. Los signos que se aprecian en esta etapa son las incipientes líneas de expresión y algunas arrugas.
  • II o moderada. Afecta a las personas entre 35 y 50 años. Durante esta fase, en la piel encontrarás queratosis actínicas y arrugas.
  • III o fotoenvejecimiento avanzado. Es propio en personas entre 50 y 65 años. Las arrugas son estables e incluso en reposo puedes apreciar ciertas líneas. Del mismo modo, encontrarás queratosis, lesiones actínicas y lentigo.
  • IV o fotoenvejecimiento severo. Es el que se aprecia en personas entre 60 y 75 años. Las características principales de esta fase son abundantes lesiones cutáneas y arrugas persistentes.

¿Cómo evitar el fotoenvejecimiento de la piel?

Existen diferentes rutinas de belleza según tu tipo de piel y eso también es importante a la hora de escoger tu protector solar. Es indispensable comprar un factor de protección solar adecuado a tu tipo y fototipo de piel. De lo contrario, el impacto de los rayos del sol puede provocar un envejecimiento prematuro de la epidermis.

Gracias a este tipo de productos, evitamos que los rayos UVA penetren en el tejido subcutáneo y que los UVB causen quemaduras en la superficie.

No podemos olvidar que la radiación solar es la responsable del 80% de los casos de fotoenvejecimiento. Y solo el uso de cremas solares y tratamientos especializados permite minimizar los efectos negativos del sol en la piel.

Síntomas del fotoenvejecimiento en la piel

Antes de hablar de cuáles son los síntomas del fotoenvejecimiento, hay que destacar que este se puede producir también de una manera natural. Dicho de otro modo, el paso del tiempo provoca un envejecimiento biológico o cronológico que está determinado por la genética. En este caso, los síntomas a los que te enfrentas son:

  • Piel fina y flácida.
  • Pigmentación uniforme.
  • Arrugas superficiales.
  • Lesiones benignas como puntos rubí, pequeños puntos de color rojo.
  • Queratosis seborreica, manchas marrones de aspecto escamoso y de forma redondeada.

Síntomas del envejecimiento prematuro en la piel

Los principales síntomas del fotoenvejecimiento se observan con gran facilidad en aquellas zonas del cuerpo que están más expuestas al sol. Nos referimos a las siguientes:

  • Escote.
  • Antebrazos.
  • Cuero cabelludo, especialmente en personas con calvicie o un color de pelo muy claro.
  • Rostro.
  • Dorso de las manos.

Y los síntomas habituales son:

  • Falta de elasticidad.
  • Tacto áspero y seco.
  • Surcos y arrugas gruesas. La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) afirma que el 75% de las arrugas se producen debido a la exposición solar.
  • Pequeños derrames capilares.
  • Pigmentación irregular, como las pecas, lunares y lentigos. Estos se dan en edades avanzadas y han de vigilarse con cierta frecuencia para prevenir su malignización.
  • Queratosis actínicas. Lesiones de color rosado, blanquecino o rojizo con sequedad y, en ocasiones, con costras. Son una especie de lesión precancerosa que incrementa la probabilidad de padecer un tumor cutáneo.
  • Elastosis o surcos amarillentos y profundos en la piel que son visibles en el rostro y el cuello en su parte posterior.
  • Pápulas y pústulas, son lesiones que parecen ampollas y que están rellenas de pus.
  • Púrpura actínica de Bateman. Manchas violáceas e indoloras que aparecen tras un traumatismo leve en la piel, de las manos y antebrazos, dañada por el sol.
  • Enfermedad de Favre Racouchot. Se da en personas con alta exposición solar y fumadoras. Se manifiesta en forma de puntos negros o comedones y quistes amarillentos en el rostro.
  • Melasma o cloasma. Son las típicas manchas marrones que aparecen en la cara en las mujeres embarazadas. Esta hiperpigmentación es consecuencia de algo relacionado con las hormonas, como un embarazo o un tratamiento de esta índole. Desaparecen de forma espontánea al finalizar el embarazo o cesar el tratamiento. Se pueden prevenir empleando un factor de protección solar y limitando la exposición al sol.

Causas del fotoenvejecimiento

La radiación solar no es más que la energía que genera el sol tras un proceso de fusión nuclear. Como consecuencia, se producen ondas electromagnéticas que son las responsables de esta propagación energética en cualquier dirección.

Pues bien, a la superficie terrestre llegan dos tercios de esa radiación y se reparte de la siguiente manera. La mitad es luz visible, es decir, aquella que el ojo humano capta. El resto conforma diferentes tipos de radiaciones, algunas de las cuales penetran en nuestra piel.

Radiación UV o ultravioleta

Es el 7% de la radiación solar que impacta en la superficie terrestre. Sin embargo, es la responsable principal del fotoenvejecimiento. En este tipo de radiación podemos diferenciar tres: A, B y C.

No debemos preocuparnos por la UVC, ya que la atmósfera tiene la capacidad de filtrarla. Esto quiere decir que la que llega hasta nosotros es UVB (en una pequeña parte, porque también se filtra por la atmósfera) y UVA. Recuerda también que, a mayor altitud, más fuerte es la radiación que recibimos.

Los rayos UVA penetran en las capas más profundas de la piel y eso produce que se dañen las fibras de colágeno y elastina. Por su parte, la radiación UVB solo afecta a las primeras capas, provocando quemaduras. Además, es la responsable de la mayoría de los cánceres de piel.

Otros tipos de radiación

  • VIS o visible. Es la responsable del 40% del daño que el sol produce en la piel. Debilita su barrera protectora y, de este modo, aparecen tanto manchas como fotoenvejecimiento.
  • IRA o radiación infrarroja. Es una especie de calor seco que no aprecias cuando atraviesa la piel. No obstante, es el tipo de radiación que alcanza mayor profundidad (10 milímetros) e incrementa la temperatura. Por otro lado, esta radiación también provoca daños en el ADN celular, lo que origina lesiones precancerosas que pueden desembocar en cáncer de piel.

Isdin protege tu piel del fotoenvejecimiento

La manera de evitar que la radiación solar penetre en tu piel y tengas que sufrir los signos del fotoenvejecimiento es utilizar una protección adecuada. Por eso, te proponemos dos tratamientos especializados con los que minimizar los efectos negativos del sol.

Fluido que se funde con la piel y te deja un acabado homogéneo

Este protector solar de ISDIN está formulado para proteger y corregir las manchas cutáneas producidas por la acción de los rayos del sol. Por eso, Isdin FotoUltra 100 Spot Prevent Fusion Fluid SPF50 es adecuado para las pieles altamente fotosensibles.

Su combinación de principios activos con propiedades antimanchas nos permite reducir las hiperpigmentaciones y lucir una piel más joven y luminosa. Ofrece tres veces más protección UVA que cualquier fotoprotector de nivel 50 para evitar la aparición de manchas.

Este tratamiento contiene ácido glicólico, que tiene propiedades exfoliantes y estimula la producción de colágeno. Además, también incluye ácido hialurónico, que reduce las arrugas, y alantoína, un elemento clave para favorecer la regeneración de la piel.

Protege tu piel de la polución y del sol

Mantener una rutina antioxidante nos permite proteger la piel y repararla de la acción del sol. Para llevarla a cabo, ISDIN nos ofrece Isdin Foto Ultra Age Repair Textura Water Ultraligera SPF 50. Es el primer fotoprotector de base acuosa que se aplica en el rostro para uso diario. Con alto contenido en vitamina C, ayuda a proteger la epidermis del daño oxidativo, activa la producción de colágeno y da luminosidad a la piel.

Tiene una triple acción para combatir el fotoenvejecimiento. Sus filtros te protegen tanto de la contaminación en la ciudad como del daño solar. Además, repara las células de este daño y revierte los signos de la edad aportando mayor elasticidad y luminosidad a tu piel. Asimismo, contiene ultraglicanos y ácido hialurónico, que ayudan a mantener las estructuras de la piel y restablecer su nivel de hidratación, aunque esté mojada.

En Atida | Mifarma te ayudamos a cuidarte y a protegerte a diario con un solo clic. Ayúdate con nuestros productos para combatir el fotoenvejecimiento, pero no olvides llevar un estilo de vida saludable.

Reme Navarro Escrivá

Licenciada en Farmacia y en Nutrición y Dietética. Nº colegiado: 903 Co-fundadora de Mifarma y directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa Experiencia laboral

La actual directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa heredó de sus padres la pasión por el mundo de la farmacia, al que se ha dedicado en cuerpo y alma desde sus inicios laborales. Desde el año 2007, pudo poner en práctica todo lo aprendido y ayudar a multitud de pacientes en la farmacia de su padre, situada en Albacete. No obstante, fue a partir de 2010 cunado decidió ir más allá: junto con su pareja, y con la experiencia de sus padres, fundó Mifarma, la parafarmacia online más importante de España. Como co-fundadora y CEO de la compañía, Mifarma alcanzó cotas que, en sus inicios, resultaban inimaginables. Este enorme éxito provocó en 2020 la compra de Mifarma por parte del grupo Atida, un conglomerado de empresas farmacéuticas a nivel internacional. Desde entonces, Reme Navarro ha ejercido como directora de estrategia de negocio de Atida en el sur de Europa, así como imagen reconocible y portavoz de la compañía en esta zona geográfica. con ello, ha puesto al servicio del grupo toda su experiencia en farmacia, así como en otras áreas, como la atención personalizada, la logística, la experiencia de usuario o el marketing. Además, sus conocimientos, experiencia y carisma la han impulsado hasta convertirse en España en una reconocida influencer dentro del sector de la farmacia y la dermocosmética.

Formación

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia, la co-fundadora de Mifarma es miembro del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete (colegiado Nº 903). También cursó la Licenciatura en Nutrición y Dietética por la Universidad de Valencia, donde también, posteriormente, obtuvo el Máster en Atención Farmacéutica Personalizada. Además, tiene conocimientos en Capacitación Pedagógica, y ha sido formadora, durante los años 2009 y 2010, de farmacéuticos y otros técnicos sanitarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.