Deshidratación: ¿Cómo afecta al cuerpo?

, , ,
deshidratación cómo afecta al organismo

¿Sabes cómo puedes llegar a la deshidratación? Es muy probable que pienses que por beber líquidos con normalidad y no tener sensación de sed es seguro que todo va bien. Sin embargo, la hidratación del organismo es algo mucho más complejo y que necesita toda nuestra atención.

El 75 % del cuerpo está compuesto por agua, por eso debemos mantener altos niveles de hidratación. Esto es necesario a nivel interno, pero también a nivel externo (piel, uñas, ojos, cabello…) y resulta esencial para asegurarnos de que el organismo funciona de manera adecuada.

¿Quieres descubrir cómo afecta la deshidratación al envejecimiento de tu cuerpo? No te pierdas este artículo.

¿Qué es la deshidratación?

La deshidratación sucede cuando perdemos líquido en demasía o utilizamos más del que ingerimos. Esta pérdida de líquidos puede acompañarse o no de pérdida de electrolitos (sodio y potasio, principalmente). En estas situaciones, órganos y células no tienen suficiente agua y eso impide su funcionamiento normal.

Algunas de las funciones que lleva a cabo el agua en el organismo son:

  • Lubricar articulaciones.
  • Transportar oxígeno y nutrientes.
  • Eliminar toxinas y desechos.
  • Regular la temperatura corporal.
  • Controlar la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • Producir saliva.

Entre las causas habituales, hay que señalar la ingesta deficiente de agua. Pero no podemos perder de vista otras como los vómitos, las diarreas, el consumo de diuréticos y el exceso de sudoración.

Normalmente, esta situación se inicia con una leve sensación de sed, sequedad de las mucosas y una ligera pérdida de peso. Si no se reponen los electrolitos y se mantiene este estado durante mucho tiempo, en último término puede producirse la muerte.

Síntomas de la deshidratación

No existe un único indicador que muestre con antelación la necesidad de agua en el organismo. De hecho, tener sed, sobre todo en los mayores, ya es un síntoma de estar deshidratado. Este es el motivo principal por el que, si estás enfermo o hace mucho calor, es conveniente incrementar sistemáticamente la ingesta de agua.

Pero, además, debemos saber que los signos y síntomas de la deshidratación varían según la edad.

En el caso de niños pequeños y bebés, la irritabilidad, los llantos y no mojar los pañales son los más habituales.

En el de los adultos, una orina de color oscuro, confusión, mareos, fatiga, sensación de sed y micción poco frecuente indican que puede haberse iniciado la deshidratación.

Sin embargo, hay otros factores externos que no son tan inmediatos y que también pueden alertar de la existencia de cierto grado de deshidratación.

Deshidratación en la piel

El paso del tiempo deja el rostro cansado, marcado, sin vitalidad y con diferentes signos de deshidratación como las patas de gallo. Del mismo modo, el día a día hace que nos enfrentemos a la oxidación y la inflamación tisular provocada por el estrés, lo que acelera el envejecimiento.

Por otro lado, factores externos como la exposición solar y la alimentación influyen en el metabolismo celular. Este se ralentiza cuando las células están deshidratadas y, como consecuencia, la capa basal deja de regenerarse correctamente.

Otros factores que también afectan al estado de hidratación de la piel son los cosméticos que utilizamos a diario. Es conveniente que sean de buena calidad para conservar su hidratación natural y no resecar la piel. Por eso conviene aplicar a diario una loción corporal como Neutrogena hidratación profunda. El poder único de su formulación está testado clínicamente y es eficaz hasta en 10 capas de profundidad de la piel.

Además, desde su primera aplicación tu piel estará más suave, tersa y con sensación de bienestar. Aunque está ligeramente perfumada, es ideal para pieles sensibles y secas y no deja sensación grasa. Su textura es cremosa y se absorbe con rapidez.

Deshidratación en los ojos

Los ojos, y especialmente su contorno, son una de las partes del cuerpo que más exteriorizan el envejecimiento del rostro. Se trata de una zona sensible, frágil, muy vulnerable a la aparición de ojeras y bolsas y proclive a manifestar un aspecto cansado. La calidad de la alimentación, el clima y la contaminación afectan directamente a su estado de deshidratación.

No debes confundirla con las ojeras. Un ojo deshidratado se manifiesta en forma de finas arrugas, pero es algo que puede solucionarse con relativa facilidad. Nuestra recomendación es que lleves una rutina diaria de limpieza facial utilizando productos suaves que no tengan alcohol, puesto que su acción estimula la deshidratación.

Asimismo, conviene incorporar un buen contorno de ojos que ralentice el envejecimiento nutriendo e hidratando la zona como, por ejemplo, L’Oréal Revitalift crema hidratante ojos. Este cosmético específico para esta zona del rostro, sin parabenos, te ayudará a recuperar la firmeza perdida en los ojos. Además, es ideal para combatir las patas de gallo. Su fórmula con fibrelastyl y pro-retinol avanzado hará que tu contorno de ojos luzca tonificado e hidratado.

Deshidratación en las uñas

Cuando las uñas carecen de suficiente nivel de hidratación presentan mal aspecto y se desgastan mucho más fácilmente. Esto se produce porque, cuando envejecemos, la sangre transporta menos nutrientes y hormonas, elementos fundamentales para mantener un aspecto saludable.

Para mejorar el flujo sanguíneo que llega a las uñas viene muy bien dar un masaje diario y completo de manos y pies. Otras medidas que te ayudarán a mejorar su aspecto son la ingesta de complementos naturales ricos en vitaminas del grupo B y la utilización de cremas que las contengan, especialmente la B2, la B3 y la B12. Emolienta reparador intensivo uñas aporta la hidratación y los elementos necesarios para que tus uñas estén protegidas. Estas verán mejorado su aspecto y tendrán más vitalidad.

Deshidratación del cabello

En el cabello, más bien en su estado de salud, también se ve reflejado el paso de los años. La principal razón es la producción insuficiente de sebo, ingrediente esencial de la capa hidrolipídica capilar. Asimismo, es el responsable de que el pelo tenga un aspecto brillante, suave, flexible y saludable.

Al envejecimiento natural hay que sumarle otros factores que pueden perjudicar el aspecto del cabello; por ejemplo:

  • El uso del secador a temperatura muy alta.
  • Factores hormonales y tratamientos hormonales inadecuados.
  • Daños causados por productos químicos poco aconsejables.

Por ello, si tu cabello está deshidratado, necesitarás hacer algo. En concreto, Apivita acondicionador capilar hidratante está indicado para el cuidado diario de todo tipo de cabellos. Es una formulación natural que incorpora ingredientes como avena, miel, aloe vera y ácido hialurónico. En consecuencia, proporciona una hidratación intensa y profunda de la fibra capilar. Además, repara su estructura para que el cabello luzca sano y suave y recupere su vitalidad.

Deshidratación en el rostro

En la juventud es fácil mantener una piel tersa, luminosa y sin arrugas, pero sabemos que esto no va a ser siempre así. Con el tiempo se pierden estas propiedades.

A partir de los 30 años son más evidentes los signos provocados por la falta de tres componentes esenciales para combatir la deshidratación. Estamos hablando del colágeno, la elastina y el ácido hialurónico, que también son claves en la aparición de líneas de expresión y arrugas. CeraVe loción hidratante de rostro está indicada para las pieles normales y secas. Hidrata de forma intensa durante 24 horas y ayuda a restaurar la barrera protectora de la piel. Además, contiene ceramidas esenciales para restaurar e hidratar esta e incluye niacinamida y ácido hialurónico. Tiene una textura ultraligera, no es comedogénica y carece de perfume.

Consecuencias de la deshidratación

El porcentaje de agua de la sangre cuando padecemos deshidratación es más bajo de lo que se considera fisiológico. Esto hace que la circulación se vea dificultada y, por tanto, músculos y órganos reciban menos nutrientes y oxígeno de los necesarios para su buen funcionamiento.

De este modo, cuanta más agua perdamos, más graves serán las consecuencias para nuestra salud.

  • Deshidratación leve. Provoca dolores de cabeza, sed, fatiga, debilidad y somnolencia.
  • Deshidratación moderada. Se caracteriza por boca seca, piel con poca elasticidad y escaso volumen de orina. Asimismo, el pulso aumenta.
  • Deshidratación grave. Se tiene sensación de sed extrema, la piel está húmeda y fría, la frecuencia respiratoria es elevada, se altera el estado mental, aparecen espasmos musculares, vómitos… En este caso, es necesario acudir a un centro sanitario porque constituye una emergencia médica que puede llegar a ser letal.

¿Afecta igual a niños, adultos y ancianos?

Cualquier persona es susceptible de deshidratarse, sin embargo, no es una situación igual de peligrosa para todos. En el caso de los ancianos y los niños es más grave.

En los pequeños, las causas habituales por la que se deshidratan son vómitos y diarreas. En el caso de los adultos, puede ser por padecer alguna enfermedad o por el consumo de ciertos fármacos.

Pero todos estamos expuestos a este problema si no bebemos la cantidad diaria de agua recomendada. Esto es algo que resulta muy importante en los días muy calurosos y cuando llevamos a cabo actividades intensas.

Aunque la medida más inmediata es ingerir líquidos, si la deshidratación es grave se hace imprescindible acudir a un servicio médico de urgencias.

En Atida | Mifarma cuidamos de tu bienestar. Mantente conectado a nuestros canales de las diferentes redes sociales para despejar todas tus dudas sobre salud y belleza.

Reme Navarro Escrivá

Licenciada en Farmacia y en Nutrición y Dietética. Nº colegiado: 903 Co-fundadora de Mifarma y directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa Experiencia laboral

La actual directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa heredó de sus padres la pasión por el mundo de la farmacia, al que se ha dedicado en cuerpo y alma desde sus inicios laborales. Desde el año 2007, pudo poner en práctica todo lo aprendido y ayudar a multitud de pacientes en la farmacia de su padre, situada en Albacete. No obstante, fue a partir de 2010 cunado decidió ir más allá: junto con su pareja, y con la experiencia de sus padres, fundó Mifarma, la parafarmacia online más importante de España. Como co-fundadora y CEO de la compañía, Mifarma alcanzó cotas que, en sus inicios, resultaban inimaginables. Este enorme éxito provocó en 2020 la compra de Mifarma por parte del grupo Atida, un conglomerado de empresas farmacéuticas a nivel internacional. Desde entonces, Reme Navarro ha ejercido como directora de estrategia de negocio de Atida en el sur de Europa, así como imagen reconocible y portavoz de la compañía en esta zona geográfica. con ello, ha puesto al servicio del grupo toda su experiencia en farmacia, así como en otras áreas, como la atención personalizada, la logística, la experiencia de usuario o el marketing. Además, sus conocimientos, experiencia y carisma la han impulsado hasta convertirse en España en una reconocida influencer dentro del sector de la farmacia y la dermocosmética.

Formación

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia, la co-fundadora de Mifarma es miembro del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete (colegiado Nº 903). También cursó la Licenciatura en Nutrición y Dietética por la Universidad de Valencia, donde también, posteriormente, obtuvo el Máster en Atención Farmacéutica Personalizada. Además, tiene conocimientos en Capacitación Pedagógica, y ha sido formadora, durante los años 2009 y 2010, de farmacéuticos y otros técnicos sanitarios.

3 comentarios
  1. Isabel
    Isabel Dice:

    Me ha gustado muchísimo lo que ha escrito , soy una entusiasta de todos estos temas de salud y belleza. Gracias por la información , porque me gusta leerlo

    Responder
    • Reme Navarro Escrivá
      Reme Navarro Escrivá Dice:

      Muchísimas gracias Isabel por leernos, es un placer recibir este tipo de comentarios. Si necesita alguna recomendación sobre algún producto o tratamiento, no dude en volver a escribirnos.
      Saludos!

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] primero que debes hacer como hábito diario es mantener una correcta hidratación de la piel. Es algo muy importante para mantenerla sana, y en estos casos es conveniente para evitar la […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.