¿Cómo combinar cosméticos en tu rutina de belleza?

,
Cosméticos

¿Te has preguntado cómo puedes combinar cosméticos en tu rutina de belleza de manera efectiva? La cantidad de productos que debes utilizar puede hacer que te sientas abrumada y no sepas qué te puede aportar cada uno. De hecho, algunas combinaciones son muy recomendables y otras deberías evitarlas.

En Mifarma by Atida intentamos facilitarte las cosas y hoy queremos que aprendas algo más sobre cómo utilizar los cosméticos faciales. ¡No te pierdas nada!

Ingredientes que SÍ puedes mezclar

Para un cuidado de la piel perfecto, vamos a ver algunas combinaciones ganadoras:

Retinol + Niacinamida

Niacinamida

Comprar

Aunque el retinol es uno de los activos antiedad más importantes, lo cierto es que no es para todo el mundo, porque puede resultar irritante.

No obstante, si lo combinas con vitamina B3 o Niacinamida, este poder de irritación disminuye. Así, puedes emplear un sérum con niacinamida antes del sérum de retinol, pues aumenta su tolerancia. A esto hay que añadirle que mejora la función de la barrera de la piel.

Por último, finaliza tu rutina con una crema hidratante con ceramidas.

Retinol + Ácido hialurónico

La acción hidratante del ácido hialurónico no es agresiva y tiene un beneficio muy interesante: te ayuda a rejuvenecer. Puedes combinarlo sin problema con varios ingredientes considerados muy reactivos, como el retinol. Hazlo sin temor a sufrir una reacción o daño sobre tu rostro.

Nuestra recomendación es aplicar el retinol después del ácido hialurónico. Así, minimizas las irritaciones y no interfieres en su funcionamiento habitual.

Ácido hialurónico + AHA/BHA

El ácido hialurónico es un activo que se puede utilizar con seguridad en cualquier tipo de piel.

Su alto poder humectante hace que la piel esté mucho más jugosa y también la sella. Como consecuencia, es un gran aliado para los ácidos láctico, glicólico y salicílico (AHA/BHA). Dicha combinación de activos favorece la limpieza en profundidad de los poros y una máxima hidratación.

AHA + BHA

La combinación de los alfahidroxiácidos (AHA), como los ácidos cítrico, láctico o glicólico, con betahidroxiácidos (BHA), como el ácido salicílico, produce una gran exfoliación. Los primeros son solubles en agua y los segundos en aceite. Esto quiere decir que los BHA actúan dentro del poro, a mayor profundidad en la piel, y los AHA en la capa más externa.

Recuerda utilizar una crema hidratante para tu tipo de piel tras la exfoliación.

Vitamina C + Vitamina E

La vitamina E es rica en antioxidantes. Además, protege y calma la piel de las agresiones externas y del estrés. Por tanto, no es de extrañar que se mezcle con la vitamina C, puesto que tiene los mismos beneficios.

Al aplicar estas vitaminas de forma conjunta se consigue que sean estables y, al mismo tiempo, se potencian. Penetran en la piel de manera diferente y te aseguran un gran poder antioxidante.

Ingredientes que NO debes mezclar

Tras las combinaciones de activos cosméticos anteriores, llega el momento de mencionar aquellas que no debes realizar si no quieres que tu piel sufra.

Vitamina C + AHA/BHA

Si bien esta combinación puede ser habitual, debes saber que minimiza el efecto de los activos.

Los productos que incorporan vitamina C en su formulación están concebidos para actuar a un pH de 3. ¿Qué sucede si introduces otros ácidos como los BHA y AHA? La consecuencia principal es que se altera el pH de tu dermis y eso puede hacer que se anule el efecto de la vitamina C.

No obstante, puedes utilizar productos con esta composición en momentos diferentes del día. Por ejemplo, con vitamina C por el día y con AHA o BHA por la noche.

Vitamina C + Niacinamida

Aunque no tengas una piel sensible, esta combinación puede irritarla en determinadas condiciones. La niacinamida, en un pH ácido, se transforma en ácido nicotínico con propiedades vasodilatadoras y rubefacientes, es decir, puede enrojecer la piel.

Por este motivo, los productos con niacinamida suelen estar formulados a pH neutro. Al aplicar productos con pH ácido, antes o después de esta, se favorece esta reacción. Aun así, si la concentración de vitamina B3 no es elevada, es posible que apenas notes el enrojecimiento.

Por otro lado, la vitamina C pura es estable y efectiva en un pH ácido. Aunque también se comercializa a un pH más elevado para que sea apto en pieles sensibles. El problema, en estos casos, es que cuesta más estabilizarla. No obstante, los derivados de la vitamina C sí se pueden formular a un pH neutro sin que haya problemas de estabilidad.

Si quieres combinarlos, lo ideal sería utilizar la vitamina C en tu rutina matutina debido a su capacidad antioxidante. Por la noche llegará el momento de utilizar la niacinamida. Si quieres hacerlo dentro de la misma rutina, conviene dejar que se absorba el primero. Es decir, tendrás que esperar unos 15 minutos entre aplicación y aplicación para que no aparezca el rubor.

Vitamina C + Retinol

En algunos cosméticos puedes encontrar esta combinación de activos. En este caso, no debes preocuparte, pues los laboratorios añadirán los porcentajes de cada uno para que no se produzcan efectos adversos.

No obstante, si los utilizas en cosméticos diferentes, debes saber que se puede producir una exfoliación excesiva. La mezcla es inestable y produce una reacción. Como consecuencia, la piel de tu rostro estará desprotegida y podrá inflamarse, descamarse, irritarse o, incluso, pueden aparecer manchas.

Retinol + AHA/BHA

Combinar ácidos como AHA o BHA con vitamina A (retinol) es un riesgo, especialmente para las pieles más delicadas. El problema es que el alto poder exfoliante de los componentes puede ser demasiado agresivo. Por otro lado, el retinol penetra mejor en la piel con pH neutro.

De nuevo, la forma de introducirlos en tu rutina de belleza es poniendo uno por el día (AHA) y otro por la noche (retinol). Pero también puedes alternar las noches; es decir, una noche retinol y la siguiente el AHA.

En cualquier caso, lo adecuado es que el retinol lo apliques siempre por la noche. Al ser un producto fotosensible, puede irritar la piel con la radiación solar.

Peróxido de benzoilo + AHA/BHA

Uno de los ingredientes habituales en los tratamientos de acné es el peróxido de benzoilo. Pero si lo combinas con exfoliantes químicos, como los AHA, puede ser perjudicial para tu dermis.

La clave para utilizar ambos sin que te produzcan reacciones adversas en la piel es alternar su uso.

Retinol + Peróxido de benzoilo

Usar retinol para combatir las arrugas y las manchas es muy habitual, pero no es recomendable emplearlo al mismo tiempo que el peróxido de benzoilo. Esta precaución es más relevante si tienes la piel sensible, puesto que puede descamarla y enrojecerla.

La solución pasa por alternar su uso y utilizar el peróxido de benzoilo solo como tratamiento localizado para el acné.

¿Qué necesita mi piel?

En el mercado encontrarás una amplia variedad de cosméticos y principios activos para cada necesidad. Pero tantas alternativas pueden agobiarte. Lo ideal es partir de una rutina básica según tu tipo de piel y, posteriormente, incorporar tratamientos concretos que mejoren tus preocupaciones.

La piel es la primera línea de defensa frente a cualquier tipo de agresión externa (contaminación ambiental, radiación solar…). Si está dañada, los problemas que te preocupan pueden agravarse; sin embargo, una piel sana te permitirá tratarlos con eficacia. Además, si está irritada o alterada, no asimilará los cosméticos de igual manera. Por tanto, reducirá su efectividad y el envejecimiento será prematuro.

Así, nuestra recomendación es que te ocupes de tener una piel sana a la que le proporciones los cuidados que necesite en cada caso.

Combatir manchas

Las propiedades del ácido azelaico lo hacen ideal para tratar el acné, afinar la textura de la piel y mejorar algunas manchas.

Su alto poder despigmentante, combinado con la acción de la vitamina C estabilizada, lo hace ideal para combatir las manchas y obtener una piel más luminosa.

Renovar la piel

Combinar el retinol con AHA como el ácido glicólico u otros exfoliantes es perfecto para renovar la piel. Para mayor eficacia puedes utilizar primero los AHA y luego la vitamina C. De este modo, el pH será el adecuado.

La combinación de ambos cosméticos te ayudará a mejorar tanto el tono como la textura de tu rostro.

Regenerar la piel

En una piel deshidratada es normal que se marquen las líneas de expresión y el cutis luzca apagado. La combinación de ceramidas, pantenol (vitamina B5) y ácido hialurónico devuelve a tu rostro toda la jugosidad perdida.

Las propiedades de la vitamina B5 (calma, regenera, hidrata, humecta…), combinadas con el ácido hialurónico, hacen que recuperes elasticidad e hidratación. Y las ceramidas forman una capa protectora que retiene la humedad y fortalece la barrera natural de la piel.

Mantener el acné a raya

Las pieles sensibles y con acné precisan productos específicos con los que mantener esto último a raya. Así, la combinación de ácido salicílico y niacinamida es muy recomendable.

El primero descongestiona los poros y elimina las células muertas, al tiempo que calma la piel. El segundo tiene propiedades calmantes, algo necesario para frenar la inflamación producida por el acné. Además, redefine los poros y tiene propiedades antioxidantes.

Como ves, combinar cosméticos en tu rutina de belleza te dará grandes resultados si sabes cómo hacerlo. En Mifarma by Atida queremos facilitarte toda la información que necesitas para sentirte bien contigo mismo. Por ello, te recomendamos que estés pendiente de las actualizaciones de nuestro blog.

Reme Navarro Escrivá

Licenciada en Farmacia y en Nutrición y Dietética. Nº colegiado: 903 Co-fundadora de Mifarma y directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa Experiencia laboral

La actual directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa heredó de sus padres la pasión por el mundo de la farmacia, al que se ha dedicado en cuerpo y alma desde sus inicios laborales. Desde el año 2007, pudo poner en práctica todo lo aprendido y ayudar a multitud de pacientes en la farmacia de su padre, situada en Albacete. No obstante, fue a partir de 2010 cunado decidió ir más allá: junto con su pareja, y con la experiencia de sus padres, fundó Mifarma, la parafarmacia online más importante de España. Como co-fundadora y CEO de la compañía, Mifarma alcanzó cotas que, en sus inicios, resultaban inimaginables. Este enorme éxito provocó en 2020 la compra de Mifarma por parte del grupo Atida, un conglomerado de empresas farmacéuticas a nivel internacional. Desde entonces, Reme Navarro ha ejercido como directora de estrategia de negocio de Atida en el sur de Europa, así como imagen reconocible y portavoz de la compañía en esta zona geográfica. con ello, ha puesto al servicio del grupo toda su experiencia en farmacia, así como en otras áreas, como la atención personalizada, la logística, la experiencia de usuario o el marketing. Además, sus conocimientos, experiencia y carisma la han impulsado hasta convertirse en España en una reconocida influencer dentro del sector de la farmacia y la dermocosmética.

Formación

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia, la co-fundadora de Mifarma es miembro del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete (colegiado Nº 903). También cursó la Licenciatura en Nutrición y Dietética por la Universidad de Valencia, donde también, posteriormente, obtuvo el Máster en Atención Farmacéutica Personalizada. Además, tiene conocimientos en Capacitación Pedagógica, y ha sido formadora, durante los años 2009 y 2010, de farmacéuticos y otros técnicos sanitarios.

4 comentarios
  1. Jose
    Jose Dice:

    Soy un hombre ya tengo 62 años. Tuve siempre la piel muy grasa ahora casi ni sé. Bueno yo echo algún producto después de afeitar o así. Pero quisiera hacer un tratamiento o algo para cuidar mi piel pero no veo nada todo esta indicado para mujeres además no se ni como empezar. Que si un hidratante que si un protector. Bueno que no me ame aclaro y he comprado alguna crema y no me siento cómodo al final hay queda. Yo lo que quisiera saber es si alguien que te aconseje para hacer una rutina diaria y cambiar un poco mi aspecto

    Responder
  2. María jose
    María jose Dice:

    Hola,quiero empezar a usar retinol pero me lío mucho con qué productos puedo usar…está claro que no puedo usar ciertos ácidos,pero no encuentro ninguna limpiadora que no lleve ácidos, sobretodo el ácido cítrico,que se supone no se puede aplicar si voy a usar retinol,y claro,me tendré que limpiar la piel antes del retinol….

    Responder
    • opiniones
      opiniones Dice:

      Hola María José, El retinol debe usarse siempre por la noche con la cara bien limpia y seca, puedes utilizar un agua micelar o limpiador, y limpiar bien el rostro. Después de limpiar bien el rostro utiliza el retinol y a continuación una crema hidratante si lo deseas. Durante el día recuerda usar siempre fotoprotección solar. Un saludo.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.