10 alimentos afrodisíacos con los que disfrutarás más del sexo

,
Alimentos afrodisiacos

El poder de los alimentos afrodisíacos es algo que conocemos desde hace cientos de años. Chocolate, ostras, fresas… Las sustancias que contienen tienen un impacto en tu vida sexual, pues afectan a la química del cerebro y a tu nivel de energía.

Hoy queremos hablarte de 10 alimentos que te ayudarán a disfrutar más del sexo. ¡Toma nota!

¿Qué son los alimentos afrodisíacos?

El término afrodisíaco procede de la diosa griega Afrodita: divinidad del amor, la energía primaveral y la fecundidad. Estos alimentos desencadenan una reacción biológica y otra bioquímica en el organismo.

Los afrodisíacos pueden ser sustancias naturales o químicas que estimulan y aumentan la libido. Su objetivo es ayudarte a que tengas una relación de pareja más satisfactoria.

Cuando una persona capta mediante los sentidos un objeto de deseo, estos envían una señal desde el sistema nervioso a la zona pélvica. Ahí se produce una vasodilatación y una erección de los tejidos del pene o del clítoris. Asimismo, se liberan neurotransmisores que te hacen sentir placer.

Alimentos afrodisíacos para hombres y mujeres

Veamos pues, sin más preámbulos, cuáles son los alimentos que te pueden ayudar en tus relaciones sexuales.

Chocolate

Las semillas del cacao tienen teobromina y fenilalanina. Además, promueven la secreción de serotonina, una hormona relacionada con la felicidad. Esto es lo que convierte al chocolate en un potente afrodisíaco con capacidad de controlar la respiración pulmonar y la circulación sanguínea, reducir la fatiga y aumentar el deseo sexual.

Miel

La denominada «luna de miel» no es una expresión al azar. Este alimento lo utilizaban los novios tras la celebración para mejorar sus experiencias sexuales.

Junto a las propiedades antibacterianas de la miel, no hay que olvidar que contiene boro. Este mineral ayuda a promover la metabolización y el uso de los estrógenos, las hormonas sexuales femeninas. Consumir crudo este alimento también aumenta la liberación de testosterona. Además, la miel es rica en vitamina B, la cual es muy necesaria para aumentar el deseo sexual masculino.

Ostras

Su alto contenido en zinc y proteínas mejora la lubricación femenina y el esperma masculino. Por otro lado, es un alimento muy energético, lo que garantiza un buen impulso y rendimiento sexual.

Canela

Seguro que es uno de los alimentos que te esperabas en esta lista. El motivo es su capacidad para estimular el riego sanguíneo de la zona abdominal. Esto mejora la irrigación de los genitales femeninos y masculinos.

De este modo, se consigue una mayor excitación y, en el caso de los hombres, les ayuda a alcanzar, mantener y prolongar su erección.

Frutos rojos

Los frutos rojos estimulan la producción de endorfinas, lo que provoca un efecto relajante y mayor sensación de bienestar.

Las moras tienen un alto contenido en fitoquímicos, algo que mejora no solo el deseo, sino también el rendimiento sexual. Por su parte, las fresas estimulan el sistema nervioso y las glándulas endocrinas. Comerlas con nata o chocolate siempre se ha asociado a algo muy erótico.

Plátano

Entre todas sus características, hemos de resaltar su contenido en vitamina B, potasio, magnesio y bufotenina, algo que le confiere numerosas propiedades. Por ejemplo, mejora el estado anímico, equilibra los neurotransmisores y aumenta tanto la seguridad como la autoestima. Como consecuencia, el apetito sexual se incrementa de forma notable.

Capsaicina

Esta sustancia, presente en los chiles picantes y en los pimientos, actúa como un estimulante de la libido. Del mismo modo, activa la llegada de la sangre a los órganos porque aumenta la circulación. También favorece la sinapsis nerviosa, lo que mejora el desempeño sexual.

Mango

El mango, como los higos, contiene betacaroteno, lo que fomenta la producción de testosterona y estrógenos. Aporta una gran cantidad de vitaminas, mejora la producción de esperma y su contenido en triptófano ayuda a aumentar el placer.

Vino tinto

Como sabes, el alcohol es uno de los mayores desinhibidores. Pero el vino tinto también tiene antioxidantes y un potente efecto vasodilatador, lo que aumenta el flujo de sangre en los genitales de ambos sexos. Por tanto, es un gran coadyuvante para mantener buenas relaciones sexuales.

Consejos para mejorar tu vida sexual

La OMS define la salud sexual como un estado de bienestar social, mental, emocional y físico relacionado con la sexualidad. El estilo de vida actual no facilita que las parejas puedan dedicarse tiempo a ellas mismas. Por ello, es necesario favorecer ciertos hábitos saludables que nos ayuden en este sentido.

Te hablamos sobre algunos de los más importantes en los siguientes apartados.

Practica ejercicio de forma regular

El ejercicio mejora tu estado anímico y emocional. Y, cuando te sientes bien, es habitual que tu libido se eleve. Además, practicar deporte con cierta frecuencia hará que tu condición física aumente, lo que te ayudará a disfrutar más durante los encuentros sexuales.

Uno de los ejercicios más completos, recomendables y de bajo impacto es la natación. Fortalece el tono del suelo pélvico en las mujeres y, en ellos, mejora las erecciones y les ayuda a controlar su eyaculación.

Por otro lado, el pilates también resulta muy recomendable en nuestra vida sexual si no tenemos problemas en el suelo pélvico. En caso contrario, es necesario solucionarlos para no agravar la situación.

Deja de fumar

El tabaco perjudica a la función eréctil, pues afecta a los flujos sanguíneos del pene y adelanta el envejecimiento prematuro de las arterias.

Evita las prácticas de riesgo

Tener una buena vida sexual depende de varios factores. Entre ellos, no hay que olvidar los que evitan los embarazos indeseados y las enfermedades de transmisión sexual.

Los especialistas afirman que no cuidar de la salud sexual puede provocar diferentes problemas de salud, sufrimiento y también desequilibrio social y personal. Por todo ello, es importantísimo utilizar siempre protección.

Evita las relaciones tóxicas

Las relaciones de pareja deben ser entre iguales y consentidas por ambas partes. No hay lugar para el chantaje, la violencia o la presión. Todo ello son conductas propias de una relación tóxica.

Recuerda que el afecto, la ternura y el placer son aspectos fundamentales que se deben compartir. Además, hay que defender el derecho a desvincularse de la otra persona, puesto que cada ser humano es libre y responsable.

Debemos conocer nuestro cuerpo y aprender a querernos o a expresarnos con libertad. De este modo, podremos aceptarnos tal y como somos, algo que nos permitirá ser más felices.

Comunicación

La comunicación en pareja evita los malentendidos en el terreno sexual. Asimismo, mejora la calidad de los encuentros íntimos. Hay que dejar claro que la comunicación erótica es un excelente afrodisíaco y un neutralizador de posibles interferencias en el terreno sexual.

Aunque hombres y mujeres tenemos la presión de gustarnos entre nosotros, la forma de interactuar es diferente. Así, para ellos lo importante son las expectativas en cuanto a una erección y no eyacular demasiado pronto ni tarde. En ellas, la obligación se centra en alcanzar el orgasmo. Con una buena comunicación, esa presión disminuirá.

Factores que influyen en tu libido

Tu deseo sexual se puede alterar por diferentes motivos, algunos pueden ser externos y otros internos. Esto hace que no tengas siempre la misma libido.

Cuando empiezas una relación, el deseo sexual es muy alto, pero, tras atravesar la etapa de enamoramiento, es normal que esas ganas desciendan. Las hormonas son uno de los factores que afectan a los encuentros íntimos. Pero hay otros que no puedes pasar por alto. ¿Quieres saber cuáles son?

1. El estrés

La libido no se mantiene constante, es fluctuante y en ella influyen multitud de variables. El tráfico, los problemas en el trabajo, la ausencia de actividad laboral o tu dieta pueden condicionar tu deseo sexual.

En casi todas estas situaciones la necesidad de tu cuerpo es relajarse. ¿Qué es lo que te pide? Una ducha caliente y un buen descanso.

2. La alimentación

Lo que comemos puede afectar a nuestro deseo sexual, tal y como ya hemos visto anteriormente. Los alimentos producen una serie de reacciones químicas en nuestro cuerpo. Así, por ejemplo, si estamos inmersos en una dieta para bajar de peso, es normal que el deseo sexual sea menor. ¿Por qué? Porque nuestros actos hacen que el organismo esté enfocado en quemar calorías y buscar grasas para mantenerse activo.

3. Fármacos

Los tratamientos farmacológicos, ciertas cirugías y algunas patologías condicionan tu nivel hormonal, algo que tiene un impacto directo sobre tu apetito sexual.

Bajo estas circunstancias, tu organismo utiliza todos sus recursos para mantener su equilibrio y no le quedan energías para poner el foco en el sexo.

4. Frecuencia

La frecuencia con la que mantienes relaciones sexuales también es un factor importante que debes tener en cuenta. A mayor cantidad de encuentros, mayor será tu libido, y viceversa.

Esto no responde a algo hormonal o biológico, sino que es más bien psicológico, porque se experimenta inseguridad, ansiedad e incluso miedo. Cuando mantienes relaciones sexuales periódicas, dejas de lado este tipo de pensamientos y solo te enfocas en disfrutar. Por este motivo, es fundamental no perder el entrenamiento.

Desde Atida | Mifarma te animamos a consumir los alimentos afrodisíacos propuestos para mejorar tu vida sexual. ¿Has probado alguno? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Reme Navarro Escrivá

Licenciada en Farmacia y en Nutrición y Dietética. Nº colegiado: 903 Co-fundadora de Mifarma y directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa Experiencia laboral

La actual directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa heredó de sus padres la pasión por el mundo de la farmacia, al que se ha dedicado en cuerpo y alma desde sus inicios laborales. Desde el año 2007, pudo poner en práctica todo lo aprendido y ayudar a multitud de pacientes en la farmacia de su padre, situada en Albacete. No obstante, fue a partir de 2010 cunado decidió ir más allá: junto con su pareja, y con la experiencia de sus padres, fundó Mifarma, la parafarmacia online más importante de España. Como co-fundadora y CEO de la compañía, Mifarma alcanzó cotas que, en sus inicios, resultaban inimaginables. Este enorme éxito provocó en 2020 la compra de Mifarma por parte del grupo Atida, un conglomerado de empresas farmacéuticas a nivel internacional. Desde entonces, Reme Navarro ha ejercido como directora de estrategia de negocio de Atida en el sur de Europa, así como imagen reconocible y portavoz de la compañía en esta zona geográfica. con ello, ha puesto al servicio del grupo toda su experiencia en farmacia, así como en otras áreas, como la atención personalizada, la logística, la experiencia de usuario o el marketing. Además, sus conocimientos, experiencia y carisma la han impulsado hasta convertirse en España en una reconocida influencer dentro del sector de la farmacia y la dermocosmética.

Formación

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia, la co-fundadora de Mifarma es miembro del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete (colegiado Nº 903). También cursó la Licenciatura en Nutrición y Dietética por la Universidad de Valencia, donde también, posteriormente, obtuvo el Máster en Atención Farmacéutica Personalizada. Además, tiene conocimientos en Capacitación Pedagógica, y ha sido formadora, durante los años 2009 y 2010, de farmacéuticos y otros técnicos sanitarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.