¿Cómo evitar los excesos navideños?

,

Y como todos los años ya está aquí. Nunca falta a su cita. La Navidad nos espera, y con ella todo lo que ello supone. Quieres saber como evitar los excesos navideños, pero en estas fechas todo está en contra. Celebraciones con la familia y sus habituales comidas copiosas. Las quedadas con los amigos. Las comidas de empresa para celebrar que hemos superado un año más. Celebramos bebiendo y sobre todo comiendo, por eso estas fechas son todo lo contrario a lo que nuestra dieta necesita. Lo sabes, de hecho, uno de tus propósitos de Año Nuevo suele ser hacer dieta y hacer deporte, porque siempre empiezas el año con algún kilo de más.

¿Puedes evitarlo? Claro que sí. Pero ¿puedes evitarlo sin sufrir? De nuevo, la respuesta es sí. Solo tienes que tener en cuenta algunos consejos que te ayuden a controlar tu dieta y a la vez disfrutar de las fiestas y sus celebraciones.

Recomendaciones para evitar los excesos

Como dijo Oscar Wilde, «la forma más fácil de librarse de la tentación es caer en ella”. Y eso pasa en estas fechas. Las tentaciones están por todos lados. Y lo más sencillo es caer en ellas y dejarte llevar. Piensas que llevas todo el año cuidándote y que precisamente por eso te mereces un descanso y que una vez al año no hace daño. Los dulces, los platos suculentos con miles de calorías o el alcohol para brindar campan a sus anchas y cedes ante su atractivo.

Sin embargo, precisamente por eso, por el esfuerzo que te ha costado, tendrías que tener más en cuenta los excesos en Navidad, porque no merece la pena perder en un par de semanas lo que tanto te ha costado conseguir.

Te mostramos como evitar los excesos navideños no es tan complicado.

No dejes de hacer deporte

En primer lugar, es importante cuidar tu forma física. Que sean fechas de celebración no significa que el deporte tenga que desaparecer de tu vida. Si haces alguna actividad habitualmente, mantén tu rutina. Son días en los que hay varias jornadas festivas donde priman las celebraciones. No es malo que te tomes esos días de fiesta, también para tu rutina deportiva, pero el resto de días, es decir, los que son previos y posteriores a las grandes comilonas, haz deporte como siempre. Sea cual sea la especialidad que sueles practicar, mantén tu cuerpo a tono.

Tu organismo te lo agradecerá. No solo liberarás toxinas a través del sudor, si no que a tu cuerpo le sentará bien el mantener su rutina habitual, estar activo le ayudará a sobrellevar las largas horas de sobremesa después de una comida copiosa y a luchar contra esos excesos en Navidad.

Si por el contrario no sueles hacer deporte, plantéate salir a pasear después de cada comida o hacer alguna escapada suave al monte o la naturaleza. En algunas zonas es costumbre subir al monte el día de Nochevieja o Año Nuevo, puede ser una buena forma de activar tu cuerpo de una manera suave. Sea como sea, el deporte siempre es un buen aliado para mantener esos excesos en Navidad a raya.

Organiza las comidas

Sabiendo que te vas a exceder, lo mejor es preverlo y planificarlo. Prepara un calendario que te ayude a visualizar fácilmente los días en los que te vas a pasar y en los que no. Serán aquellos en los que no haya ninguna celebración los que tendrás que controlar y tratar de mantener una dieta lo más equilibrada y saludable posible. Estos días te ayudarán a compensar y harán que esa ingesta masiva de calorías y alcohol no sea tan perjudicial para tu cuerpo.

Un buen consejo sobre como evitar los excesos navideños es no comprar hasta que vayas a consumir. Es decir, los supermercados y las tiendas de alimentación te ofrecen multitud de productos exclusivos de esta época. Si los compras con antelación a las celebraciones, los comerás. Evítalo. No compres hasta el mismo día o un día antes.

En estos períodos intermedios recuerda mantenerte hidratado bebiendo agua e infusiones y evitando el alcohol o las bebidas azucaradas. Estos dos productos tienen muchas calorías de las que acabarás por arrepentirte.

Intenta hacer cinco comidas ligeras, con una dieta basada en frutas, verduras y alimentos con fibra. Te aportarán una sensación saciante y te evitarán el picar entre horas.

El día de la celebración

Los días de la celebración, que respetes tus horarios habituales de comida, es una forma de como evitar los excesos navideños. No te reserves para la cena o para esa comida especial, si no llegarás con hambre y comerás más rápido y más de lo que necesitas.

En contra de la creencia habitual, lo saludable también puede ser delicioso y suculento. Pescados a la plancha o al horno, acompañados de una guarnición de verduras o patatas y una salsa ligera, pueden convertirse en un plato sano y realmente sabroso. Si prefieres carne, el pavo puede ser una opción con pocas calorías y realmente exquisito.

Nadie va a quitarte la comida del plato, así que mastica bien y come despacio. Tómate tu tiempo. En primer lugar, saborearás y disfrutarás mejor los diferentes platos, y además serás más consciente de en qué momento te has llenado y no necesitas comer más.

Comienza siempre con una ensalada o un caldo. Son platos saciantes y bajos en calorías. De esta manera necesitarás comer menos cantidad del resto de platos para quitar el hambre.

Una comida sin postre es como un jardín sin flores, así que no, no lo evites, disfruta del postre. Pero intenta que sean lo más ligeros posible. O bien bajos en calorías, o hechos con harinas integrales o frutas naturales.

¿Y el alcohol?

Son fechas en las que las celebraciones invitan a brindar y a beber alcohol. Pero ya sabes que no te aporta nada bueno. Además de no ser saludable para el organismo, las bebidas alcohólicas solo te aportan calorías. Por eso brinda, disfruta de un buen caldo o un buen cóctel, pero no te excedas. En las comidas alterna el vino con agua, e incluso trata de beber más agua de lo habitual, para compensar.

Después de la comida

La sobremesa es tan agradable como peligrosa. La mesa siempre suele estar adornada de los restos de la cena. Botellas de cava, vino o licores varios, algún trozo de tarta o los indispensables turrones y polvorones. La tentación de picar y comer o beber algo de esos restos, aún sin sentir hambre, es muy habitual. Y ahí es cuando vuelves a pecar. Evita eso sin alargar la sobremesa demasiado y levantándote de la silla. Recoge los platos, organiza de nuevo la cocina o sal a dar un paseo, pero mantén tu cuerpo activo, o al menos, alejado de la mesa.

Y si aún así te pasas…

Si a pesar de intentarlo no lo consigues, cedes, no sabes como evitar los excesos navideños y acabas la temporada con unos kilos de más, es importante retomar la rutina lo antes posible para deshacernos de ellos a la mayor brevedad posible. Para ello no hace falta una dieta hipocalórica ni una dieta milagro, simplemente un poco de sentido común y escuchar las necesidades de tu cuerpo.

  • Si la habías perdido, vuelve a tu rutina deportiva, eso, como ya sabes, siempre le viene bien a tu organismo. Mantén una dieta rica en fibra, fruta y verduras, así como en alimentos depurativos como alcachofas o peras. Te ayudarán a saciarte y notar tu cuerpo más ligero.
  • Como propósito de Año Nuevo plantéate bajar el consumo de azúcar. Si eres de las personas golosas incapaz de vivir sin ella, limítate a ir reduciendo su consumo poco a poco para que tu paladar se vaya acostumbrando a los sabores menos dulces. Tal vez no la destierres del todo, pero consumir menos ya es un triunfo.
  • Reencuéntrate con tus desayunos. Si habías perdido esa costumbre tan buena, retómala. Y si eres de bollería industrial, cambia. Fruta, infusión o café y cereales integrales en cualquiera de sus versiones es un desayuno estupendo que te ayudará a aguantar la mañana sin picar.
  • A fin de cuentas, no hay ningún secreto guardado ni una piedra filosofal que te ayude a no caer en los excesos en Navidad. Simplemente se trata de cuidarte un poco y tratar a tu cuerpo como se merece. Si durante todo el año no lo ahogas en colesterol, evitas las grasas saturadas, controlas el consumo de alcohol y no le generas una sobredosis de azúcar, no lo hagas en Navidad.

Disfruta de las fiestas, de las comidas y de todas las celebraciones, pero no olvides que esto son solo 15 días y todavía tienes por delante 350 días más. Simplemente con un poco de control y teniendo en cuenta estos sencillos consejos para saber como evitar los excesos navideños lograrás despedirte del viejo año y dar la entrada al nuevo con el mismo peso. Además, le ahorrarás a tu cuerpo esa resaca alimentaria y lograrás cumplir eso que te prometes todos los años por estas fechas y que nunca cumples. Esa frase tan repetida: “el año que viene, no me paso”.

Reme Navarro Escrivá

Licenciada en Farmacia y en Nutrición y Dietética. Nº colegiado: 903 Co-fundadora de Mifarma y directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa Experiencia laboral

La actual directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa heredó de sus padres la pasión por el mundo de la farmacia, al que se ha dedicado en cuerpo y alma desde sus inicios laborales. Desde el año 2007, pudo poner en práctica todo lo aprendido y ayudar a multitud de pacientes en la farmacia de su padre, situada en Albacete. No obstante, fue a partir de 2010 cunado decidió ir más allá: junto con su pareja, y con la experiencia de sus padres, fundó Mifarma, la parafarmacia online más importante de España. Como co-fundadora y CEO de la compañía, Mifarma alcanzó cotas que, en sus inicios, resultaban inimaginables. Este enorme éxito provocó en 2020 la compra de Mifarma por parte del grupo Atida, un conglomerado de empresas farmacéuticas a nivel internacional. Desde entonces, Reme Navarro ha ejercido como directora de estrategia de negocio de Atida en el sur de Europa, así como imagen reconocible y portavoz de la compañía en esta zona geográfica. con ello, ha puesto al servicio del grupo toda su experiencia en farmacia, así como en otras áreas, como la atención personalizada, la logística, la experiencia de usuario o el marketing. Además, sus conocimientos, experiencia y carisma la han impulsado hasta convertirse en España en una reconocida influencer dentro del sector de la farmacia y la dermocosmética.

Formación

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia, la co-fundadora de Mifarma es miembro del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete (colegiado Nº 903). También cursó la Licenciatura en Nutrición y Dietética por la Universidad de Valencia, donde también, posteriormente, obtuvo el Máster en Atención Farmacéutica Personalizada. Además, tiene conocimientos en Capacitación Pedagógica, y ha sido formadora, durante los años 2009 y 2010, de farmacéuticos y otros técnicos sanitarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.