¿Por qué mi bebe suda tanto?

,
Sudor en bebés

¿Te preocupa el sudor de tu bebé? Algunos sudan más que otros y sus familias tienden a preguntarse si es normal o si es algo que se debería tratar. Hoy, resolvemos tus dudas sobre el sudor en bebés. ¡Comenzamos!

La regulación del sudor en bebés no se alcanza hasta que cumplen los 4 o 5 años. Por ello, puedes encontrarte con que su temperatura varía mucho en poco tiempo. Como consecuencia de ello, algunos bebés presentan excesos de sudoración.

Cuando esta sudoración es anormalmente elevada y no remite pese al cambio de las condiciones externas, se denomina hiperhidrosis infantil. Pero debes estar tranquilo, porque no es grave y, además, puede tratarse.

Si la sudoración se convierte en un problema constante, es conveniente consultar al pediatra para que descarte posibles alteraciones. Algunas de ellas pueden ser endocrinas, pero también puede darse por infecciones, enfermedades autoinmunitarias o patologías del sistema nervioso central.

Funciones del sudor en bebés

El sudor es un mecanismo que se encarga de regular la temperatura corporal cuando se está realizando una actividad física o hace mucho calor. El primer caso no se da en los bebés, pero, a pesar de ello, es habitual que su espalda, tórax, frente o cabeza estén mojadas. 

Esto sucede porque hasta que no se cumplen los 18 o 20 meses de vida no madura el sistema que regula la temperatura. Como consecuencia, pueden sudar demasiado o enfriarse con gran rapidez.

Causas que pueden aumentar el sudor en bebés

Lo normal es que, como padres, busquéis siempre conseguir el mayor confort posible para vuestro bebé. Sin embargo, a veces se vuelve algo complicado; como no pueden transmitir cuál es su estado, es necesario prestarles mucha atención. Aun así, debéis tener en cuenta que un exceso de cuidados puede llevar a aumentar la sudoración del pequeño.

¿Qué acciones pueden desencadenar esa mayor sudoración en los bebés?

  • Abrigarles en exceso. Esto es un error habitual entre los padres primerizos. Para solucionarlo, las mejores recomendaciones son utilizar tejidos naturales como el algodón, ropa transpirable y no ponerles zapatos de plástico o goma. Por otro lado, evita estar en lugares con altas temperaturas ambientales.
  • Fiebre. Esta puede provocar un exceso de sudoración. Es un caso especial, en el que será imprescindible mantener bien hidratado al bebé y ayudarle a reponer todos los líquidos que haya perdido.
  • Elevada actividad. Debes intentar que la actividad del niño antes de dormir no sea excesiva, así evitarás un posible exceso de sudoración cuando se duerma.
  • Cenas copiosas. Cenar mucho incrementará la sudoración. Si ha comido demasiado durante la hora antes de ir a dormir, liberará mucha energía mientras realice la digestión. Por tanto, aumentará su temperatura corporal y sudará más. Por otro lado, es importante mantener un peso adecuado para la constitución del bebé. El sobrepeso también hará que los niños suden más.
  • Dormir en brazos. Si el bebé se duerme en brazos, el contacto con quien lo sujete hará que le resulte más difícil eliminar su calor corporal. Así, al dejarlo en la cuna será cuando lo libere.
  • Genética. Cada persona tiene unas características únicas, por ello, la genética también puede ser un factor que haga que un niño sude más o menos.

¿Por qué razón sudan cuando duermen y cuando comen?

Esta pregunta se la hacen muchos padres porque es algo que les preocupa. Aun así, debéis estar tranquilos, ya que les sucede a prácticamente todos los bebés.

¿Por qué sudan los bebés cuando duermen?

El cuerpo reduce su actividad de forma drástica cuando pasa de un estado activo al estado de recuperación. Por ello, la energía de la que se dispone deja de ser necesaria y hay que reducirla. Aquí es donde interviene el sudor, pues es una manera de eliminar esa energía en forma de calor.

Por otro lado, si comparamos la relación de superficie corporal de un adulto con la de un bebé, se aprecia que es mayor en estos últimos. Como consecuencia, al tener menos superficie por la que expulsar el calor, sudarán más que una persona adulta.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que, al ser tan pequeños, no regulan bien su temperatura corporal. Por tanto, su adaptación a los cambios de temperatura es más difícil, lo que les hará sudar más tanto dormidos como despiertos. 

Habitualmente ese aumento de sudoración dura menos de una hora y comienza a los pocos minutos de dormirse. 

¿Por qué sudan los niños al comer?

En el caso de las comidas, es habitual que, al tomar el biberón o al mamar, los bebés suden por la nuca y la espalda. En este caso, además de los motivos expuestos anteriormente, hay que tener en cuenta que mamar cuesta mucho trabajo

En este caso, podríamos estar casi ante el supuesto de hacer deporte del que hablábamos al inicio del artículo. Y este es el motivo por el que tanto los bebés como, incluso, las madres sudan al dar el pecho.

La importancia de la hidratación en los bebés

Controlar la hidratación de los pequeños es muy importante, sobre todo si sudan mucho. Al sudar, pierden líquidos y estos deben reponerse. Al igual que en una persona adulta, la deshidratación puede acarrear problemas severos en los bebés.

¿Cómo puedes evitar la deshidratación de un bebé? Lo más importante es que debes conseguir que beba mucho líquido. No obstante, si tiene menos de 6 meses, necesitarás consultar con el pediatra si además de la leche puedes darle agua. Una vez que haya cumplido medio año de vida, podrás darle hasta medio vaso de agua diario hasta que comience a tomar alimentos sólidos.

¿Cómo debes actuar si el bebé suda?

En este artículo te hemos indicado cuáles son las causas habituales que provocan el sudor en los bebés. Pero también queremos darte algunos consejos sobre cómo actuar en estos casos:

  • Ajusta la temperatura de la estancia. Evita las temperaturas demasiado elevadas o bajas. Lo ideal es que se mantenga entre los 21 y los 24 ºC.
  • Reemplaza líquidos. Como te acabamos de indicar, el bebé tendrá que reponer líquidos. Si es muy pequeño, dale el pecho con mayor frecuencia, y, si el pediatra lo indica, podrás darle también un poquito de agua.
  • Cambia la ropa. Si notas que el bebé está empapado en sudor porque le has abrigado más de la cuenta, cambia su ropa y la de la cama.
  • Lávalo con agua a una temperatura agradable que le ayude a regular su temperatura.

¿Conocías las complicaciones del sudor en bebés? Recuerda que, si sudan en exceso, lo mejor es contactar con tu pediatra para descartar cualquier tipo de patología. Y en esta época del año que entra, mucho cuidado con los golpes de calor en bebés. Sigue conectado a nuestro blog para más información relacionada con el cuidado de los bebés.

Reme Navarro Escrivá

Licenciada en Farmacia y en Nutrición y Dietética. Nº colegiado: 903 Co-fundadora de Mifarma y directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa Experiencia laboral

La actual directora de desarrollo de negocio de Atida en el sur de Europa heredó de sus padres la pasión por el mundo de la farmacia, al que se ha dedicado en cuerpo y alma desde sus inicios laborales. Desde el año 2007, pudo poner en práctica todo lo aprendido y ayudar a multitud de pacientes en la farmacia de su padre, situada en Albacete. No obstante, fue a partir de 2010 cunado decidió ir más allá: junto con su pareja, y con la experiencia de sus padres, fundó Mifarma, la parafarmacia online más importante de España. Como co-fundadora y CEO de la compañía, Mifarma alcanzó cotas que, en sus inicios, resultaban inimaginables. Este enorme éxito provocó en 2020 la compra de Mifarma por parte del grupo Atida, un conglomerado de empresas farmacéuticas a nivel internacional. Desde entonces, Reme Navarro ha ejercido como directora de estrategia de negocio de Atida en el sur de Europa, así como imagen reconocible y portavoz de la compañía en esta zona geográfica. con ello, ha puesto al servicio del grupo toda su experiencia en farmacia, así como en otras áreas, como la atención personalizada, la logística, la experiencia de usuario o el marketing. Además, sus conocimientos, experiencia y carisma la han impulsado hasta convertirse en España en una reconocida influencer dentro del sector de la farmacia y la dermocosmética.

Formación

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia, la co-fundadora de Mifarma es miembro del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete (colegiado Nº 903). También cursó la Licenciatura en Nutrición y Dietética por la Universidad de Valencia, donde también, posteriormente, obtuvo el Máster en Atención Farmacéutica Personalizada. Además, tiene conocimientos en Capacitación Pedagógica, y ha sido formadora, durante los años 2009 y 2010, de farmacéuticos y otros técnicos sanitarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.